Nota en Perfil – La Fundación Pro Tejer señaló en un comunicado que el sector “tiene un rol fundamental en la generación de valor y trabajo genuino”.

May 13, 2024

Textiles reclaman al Gobierno que los incluya en la Ley Bases y el Pacto de Mayo

La Fundación Pro Tejer señaló en un comunicado que el sector “tiene un rol fundamental en la generación de valor y trabajo genuino”.

En medio de un panorama complejo, con movilizaciones y marchas, paros de distintas agrupaciones sindicales, advertencias del campo y distintas actividades productivas del país, ahora se suman los productores textiles. Mediante un comunicado la Fundación Pro Tejer reclamó con un mensaje directo al Gobierno que el sector productivo sea incluido en el “diseño de las políticas que van a conducir el rumbo del país en los próximos años”.

Contundente advierten desde la entidad que nuclea a los trabajadores del sector, que sin colocar a la industria en un rol central del plan económico “no habrá trabajo para todos”. Si bien destacaron la importancia de los sectores productivos que el Gobierno tiene entre sus planes para impulsar el crecimiento económico del país, destacaron que ceñirse a los sectores del agro, la minería, el gas y el petróleo, no es suficiente “para construir una Argentina con pleno empleo” y sacarla del estancamiento económico.

En ese contexto, la industria textil reclamó “que el plan económico y las políticas públicas contemplen las demandas de la industria en general y de la industria textil, indumentaria y calzado en particular”. “Somos parte de la solución. Una industria en crecimiento tiene mucho para aportar a solucionar los grandes problemas que tiene la Argentina vía aumento del empleo registrado, mejores salarios, más valor agregado, más exportaciones, más recaudación fiscal y menos volatilidad macroeconómica”, mencionó el ente en su carta abierta con un directo mensaje al Gobierno.

Importante pero insuficiente

En concreto, la entidad no restó importancia a “los sectores estratégicos elegidos por el Gobierno”, haciendo mención del reciente mensaje del Presidente Javier Milei que puso foco en un crecimiento de la economía con rebote en forma de V, el cual sería principalmente “traccionado por el agro, la minería, el gas y el petróleo”.

Sin embargo, pese a lo estratégico del plan de atraer nuevas inversiones con impulso del desarrollo de esas actividades, la entidad advirtió que “el crecimiento de esos cuatro sectores no será suficiente”. La señal de alarma enfatiza en la necesidad de diseñar un plan económico para un país como Argentina, que apunte a “sacar de la pobreza al 60% de la población”, por lo que aseguran que cerrarse a pocos sectores productivos y no ampliar el desarrollo de otras industrias como la textil “lejos estará de generar empleo suficiente para dar sustento a 47 millones de personas”.

Por ello, el comunicado advierte que es “fundamental incluir a la industria nacional en el marco del diseño de las políticas que van a conducir el rumbo del país en los próximos años, dando señales claras del rol protagónico que se espera de ella”. La Fundación reclama que la industria textil sea incluida “en un capítulo destacado de la Ley de Bases que actualmente se está discutiendo, incorporando un Régimen de Inversiones para el sector PyME y para las cadenas de valor nacional, que incorpore el desarrollo de proveedores locales y el fortalecimiento de los Institutos Nacionales de Ciencia y Técnica como es el INTI”.

También exigen que se incorpore “al Desarrollo Industrial -inclusivo y federal- como una medida central del Pacto de Mayo, dado que es clave para sacar a la Argentina de su estancamiento económico”.

Rol clave de los textiles: generación de empleo

En el comunicado abierto Pro Tejer, destacó que “la industria tiene un rol fundamental en la generación de valor y trabajo genuino a lo largo y ancho del país”, por lo que reclama al Gobierno que tiene que ser contemplada, debe “ocupar un lugar central del modelo económico, y cumplir un rol protagónico en el crecimiento”.

Además señalaron que “la industria manufacturera emplea de forma directa y registrada a más de 1,2 millones de personas (y en forma indirecta a 3 millones de personas más), mientras que los sectores”elegidos” alcanzan a 421 mil trabajadores registrados. Sólo la industria textil, indumentaria y calzado supera la totalidad de puestos de trabajo registrados de extracción minera, gas y petróleo (incluyendo su refinación)”.

También destacaron que “esto deja de manifiesto que la industria manufacturera y la industria textil, indumentaria y calzado, en particular, son indispensables e insustituibles. Por más que parezca evidente para muchos, recordarlo no es en vano teniendo en cuenta que, no hubo señales ni palabras por parte del nuevo Gobierno, que identifique a la actividad industrial cumpliendo un rol central en el nuevo plan económico”.

Las industrias elegidas

Para profundizar la importancia de la industria textil en la generación de fuentes de trabajo agregaron que “en los últimos cuatro años, la industria manufacturera creó empleo registrado al mismo ritmo que el crecimiento de su actividad”, y destacaron que “cada punto porcentual de incremento del producto generó un punto porcentual de crecimiento del empleo privado”.

En ese sentido, remarcaron que “los datos recientes muestran que, en momentos de crecimiento económico, la capacidad de generación de empleo registrado de las actividades agrícolas y de las extractivas de minería, petróleo y gas es sensiblemente menor que la capacidad de generar empleo que tiene la industria manufacturera”.

Al comparar con las industrias elegidas señalaron que “la extracción de minerales, gas y petróleo (minas y canteras) presentó un incremento menor si comparamos 2023 con 2019: 0,7 puntos porcentuales de generación de empleo por cada punto porcentual de crecimiento del producto”. Respecto del agro y silvicultura (cultivo de bosques y montes), indicaron que “al menos en los últimos 15 años, no se observa una correlación positiva entre empleo y nivel de actividad. A diferencia de las otras actividades, este sector perdió casi 20 mil puestos de trabajo si se compara 2022 con 2019 (-7%)”.

Panorama industrial

El reclamo del sector y las advertencias de la Fundación no deja de tener en cuenta la realidad que atraviesa la industria a nivel general. “Los datos que monitorea el INDEC, señalan la compleja coyuntura económica que está transitando la industria en su conjunto: en marzo 2024, la actividad industrial se contrajo -21,2% interanual, con caídas generalizadas de la producción en todos los sectores industriales. Esta caída representa el nivel de producción más bajo de los últimos 9 años (con excepción de marzo y abril 2020 en plena pandemia)”, apuntaron.

“En el caso de la industria textil y de prendas de vestir y calzado, la contracción anual fue del -25,1% y del -21,3%, respectivamente. El contexto macroeconómico de creciente apreciación cambiaria dificulta aún más la recuperación industrial, considerando que el consumo interno se encuentra deprimido y la erosión de la competitividad cambiaria afecta una posible salida exportadora”, señalaron en el comunicado.

 

Link a la nota: https://www.perfil.com/noticias/modo-fontevecchia/textiles-reclaman-al-gobierno-que-los-incluya-en-la-ley-bases-y-el-pacto-de-mayo-modof.phtml